Para una buena higiene capilar se debería utilizar un champú suave, no agresivo, un champú neutro para no dañar el pelo ni el cuero cabelludo.